Alcanzar el éxito en nuestra profesión y nuestra vida personal demandará un gran esfuerzo, sacrificio y disciplina de parte de nosotros.  Aquellas personas que consideramos exitosas comparten la cualidad de ser muy ordenados y de seguir hábitos que les permiten cumplir sus planes y conseguir sus objetivos.

¿Alguna vez te has preguntado cómo Google se convirtió en el gigante que es hoy? ¿Cómo Mark Zuckerberg pasó de ser un estudiante destacado a un genio empresario? ¿Qué pensarías si te dijéramos que la clave del éxito–ésa que permitió que Google y Zuckerberg se consolidaran en el mundo de los negocios– está a tu alcance y tiene que ver con tu habilidad para dominar tu cerebro?

No es broma. El cerebro de una persona exitosa no se caracteriza únicamente por tener un coeficiente alto. John Coates, especialista en neurología cognitiva y del comportamiento de la Universidad de Cambridge, asegura que el éxito de un individuo no tiene que ver con su coeficiente intelectual o con las circunstancias que lo rodean.

Te dejo los 3 pasos para que te descargues tu mente de éxito:

1.-Radar de oportunidades

La mente funciona de manera sorprendente, cuando la persona es confiada y segura de sí misma –un estado necesario para ser exitoso–, la mente se encarga de jugar a beneficio propio, es decir, toma las decisiones más adecuadas para la satisfacción y seguridad personal.

2.-Resiliencia

“El arte del aguante: el cerebro de un triunfador se recupera de los retos de la vida haciendo frente a las deficiencias, errores y fracasos, sean autogenerados o producto de las circunstancias.

Los triunfadores reformulan los fracasos para que trabajen en su beneficio, y saben que cuando las cosas no salen como se planearon, el viaje no necesariamente ha llegado a su fin, y que de hecho el fracaso suele esconder una nueva oportunidad”, indican los autores.

3.-Adaptabilidad

Este factor influye en las cinco herramientas al mismo tiempo y es la capacidad del cerebro de renovarse constantemente para hacerle frente a nuevas circunstancias.

El cerebro se ejercita de esta manera y se hace fuerte en las partes que necesita, por ejemplo: los taxistas tienen el hipocampo derecho más grande de lo común, los músicos mantienen más activa el área de Broca y los matemáticos el lóbulo parietal.¡Ejercita tu cerebro!

 

BONO

Cuidados del cerebro

Y entramos en los factores externos. El buen funcionamiento de una mente exitosa también depende de cómo lo cuidemos, es decir: darle una alimentación adecuada, actividad física constante, lectura y aprendizaje diario, un sueño reparador, entre otros hábitos.